Alonso de Córdova 5870, oficina 221. Las Condes, Región Metropolitana de Santiago.

Incendios

De un momento a otro, un incendio puede cambiar el rumbo de las personas, en especial si no se encuentran preparadas para soportar una situación tan alarmante. Los incendios producen en los individuos muchas sensaciones negativas que los descontrolan; frente al fuego pueden sentir miedo, estrés, pánico, ansiedad, rabia por no poder hacer nada y un sinfín de emociones que solo con el tiempo podrán desaparecer.

Un individuo que queda afectado luego de vivir un episodio traumático en su hogar, por ejemplo, puede tener reacciones que solo alimentan el susto de un momento terrible que ha vivido; algunos de ellos son: recuerdos repentinos del hecho, sonidos de ambulancias o bomberos, olor a fuego o cenizas, sensaciones del momento que le erizan la piel, tal vez gritos y otros pensamientos desagradables que no puede controlar en su mente y le causan más estrés del que ya tiene. Lo más recomendable es que el afectado se refugie en personas que lo escuchen y le brinden su apoyo incondicional para salir del trauma luego del incendio.

Mucha puede ser la preparación de una persona o el conocimiento que tenga sobre los incendios y los posibles escenarios en los que se puede dar. Siempre habrá un choque de emociones, un miedo incontrolable por saber si podrá salir del lugar estando rodeado de llamas y el estrés que causa ver cómo se derrumba su hogar, que luego queda en cenizas.

Si usted ha sido testigo de un incendio y sus emociones se encuentran descontroladas, es hora de que busque ayuda profesional en Ô Calme. Nuestros especialistas en salud mental procurarán que usted corrija aquello que lo atormenta para que tenga las emociones controladas y sepa qué hacer si el episodio vuelve. Si lo desea, puede llamarlos al +56 2 2247 7702 o dejar un mensaje en el formulario de contacto ubicado en esta página. ¡Estaremos felices de ayudarlo!